Steffi La Última Méndez en Chile
Entrevistas / Mayo del 2019

steffi-la-ultima-mendez-en-chile5cd0480798f97

Pasó de Suecia directamente a un docu-reality y meteóricamente a enfrentarse sola a la vida real. Influencer, modelo y actriz, a sus 23 años Steffi se quiere devorar el mundo y volar con sus propias alas para llegar lo más lejos posible.

Es prácticamente una niña símbolo de la televisión y show business nacional, hija del popular DJ Méndez y hermana del siempre polémico Leo Méndez Jr. Pero Steffi tiene credenciales de sobra para hablar de una camaleónica y meteórica carrera en los medios, más allá de su apellido y de los cuatro años que la vimos en pantalla a través del docu-reality que la mostró junto a su familia desde que tenía 15.

Hoy, a los 23, aceptó la invitación de Revista Sarah a hacer un recorrido por su vida y contar cómo pasó de ser “la hija de” a una estrella que brilla con luz propia.

¿Te pensabas como rostro de TV cuando eras niña?

El docu-reality fue un proyecto del que tenía conocimiento desde que tengo 10 años; mi papá fue muy visionario en ese sentido. Ese fue uno de sus proyectos más grandes, grabamos dos o tres pilotos y lo presentaba a los canales. Cuando surge esto yo me sentí muy feliz porque siempre quise ser actriz, pero cuando llevábamos seis meses de grabación ya no era tan cómodo, porque era un programa en el que participaba toda la familia, se mostraban conflictos y cosas que no siempre quieres ver en TV. Creo que el hecho de ser una familia que era chilena, pero con mucha influencia sueca, hizo que fuéramos atractivos para la televisión, porque teníamos costumbres y hasta una forma de hablar diferente a la familia chilena tradicional.


Tu hermano Leo comentó a Revista Sarah hace un tiempo que él no tuvo opción de elegir estar o no en el reality, y que hoy de adulto tiene recuerdos negativos, como la salida del clóset obligado a consecuencia del reality; ¿tienes alguna sentimiento negativo de esa época?

Leo y yo somos dos personas distintas y asumimos esta etapa de forma diferente. Yo amo a la familia que tengo, amo lo que mostramos en su momento y gracias a ese período tuve muchas oportunidades después, entonces no te puedo decir lo mismo que él. Fue una gran experiencia que me trajo cosas buenas y malas.

¿Qué te provocaba el hecho de tener un papá tan famoso, al punto de tener que dar autógrafos y tomarse muchas fotos con gente?

Para ser sincera, no lo pasé tan bien con eso. Yo soy muy admiradora y orgullosa de mi papá y su carrera, pero teniendo ocho o diez años no lo entendía muy bien, era difícil tener tiempo con él, pero no hay nada que me haya marcado de forma negativa. En ese tiempo era celosa como hija, pero nada grave.


¿Te sentiste muy discriminada o prejuzgada por el mundo de los actores cuando empezaste a actuar en teleseries sin haber estudiado teatro?

La gente que me criticaba hoy no son nada en la vida, yo fui muy bien recibida por los actores, todos me trataban bien y me guiaban, jamás me sentí discriminada en el círculo de los actores. Las críticas venían de los periodistas y hoy me resbalan, no es tema, me río de eso porque fui discriminada, pero seguí haciendo teleseries. Yo hacía lo que me gustaba, ganaba un sueldo, era feliz, lo demás no importaba. Obviamente las cosas duelen, sientes algo en tu corazón, pero dura diez minutos, no es importante en mi vida.

¿Ninguna crítica te dolió más de diez minutos?

Hacia mí nada, pero si alguien criticara a mi familia o se meten con los míos, eso dura más de diez minutos. Por ejemplo, toda la discriminación que vivió mi hermano a nivel de periodistas o de la misma gente que no está de acuerdo con la diversidad sexual, con esa gente no voy a empalizar nunca, pero hacia mí de forma personal, nada. Además, todo eso no se compara con la gente que me quiere, tengo un millón de seguidores y me demuestran cariño a diario donde voy. 

Eres muy defensora de tu familia, y siempre te has mostrado fuerte para defender a tu hermano de las críticas, llegado a tener algunos “round televisivos” con Hernán Calderón, por ejemplo. ¿Cuándo tocan esa fibra de hermana que te hace salir en la defensa?

No te voy a decir qué es lo que más me duele porque se lo entregaría como dato a la gente negativa, pero más que cosas que me hayan dolido de forma particular, es molesto cuando se piensa que la vida te ha tocado fácil. Por ejemplo, la gente no sabe que yo estoy sola en Chile, toda mi familia se fue, mis hermanos y mi papá, y sentirte sola en un país es muy triste. Con 23 años he tenido muchos procesos de maduración y me he dado cuenta de que hay personas que simplemente no aceptan a alguien que es homosexual, y yo no lo voy a cambiar, y eso no podría afectar mi vida laboral, por ejemplo. Y si me tengo que encontrar en un evento o en un set con alguien que habló mal de mi hermano, voy a ser muy profesional. Él hoy está muy feliz haciendo lo que le gusta y todo lo demás ya no es tema.


LA REINA DEL “LIKE”

Steffi conoce muy bien el valor del trabajo, comenzó en las teleseries siendo muy joven y ha logrado mantenerse en TV y en vigencia mediática por años gracias a, como ella misma señala, ir generando redes de contactos, estar atenta a aprender siempre, y aprovechar las oportunidades. Pero, siguiendo la tendencia mundial, ha encontrado en Instagram una pantalla diaria en la que muestra su vida y gustos a su millón de seguidores. 

¿De qué forma manejas tu Instagram?, ¿lo haces sola o tienes un equipo?

En un principio lo ocupaba para el lifestyle, mostraba qué hacía y dónde estaba, pero con el tiempo uno empieza a ver que es una plataforma de trabajo. Hoy lo complemento con un equipo y escucho otras opiniones, porque es mi plataforma, hago y subo lo que quiero, pero debe ser orientado y saber qué se quiere lograr. He aprendido a separar entre lifestyle y a tener cuidado con lo que se muestra, por ejemplo, mi vida amorosa es súper privada.

¿Siempre has tenido reservado el tema amoroso?

Totalmente, porque eso fue una de las cosas que sufrí cuando grabé “Los Méndez”, expuse a mi pareja y pasé por cosas malas. Si bien soy lo más transparente posible, me reservo cosas que son mías. 

Esta plataforma ha hecho que Steffi se transforme en una influencer y, pese a que no le gusta la expresión, indica que es muy importante saber cuál es el objetivo y qué es lo que se quiere transmitir, y si bien se ha transformado en inspiración para algunas personas, esta exposición la ha vuelto blanco de otras.


Te has enfrentado a haters, pero además a algo más oscuro, como lo que viviste con nido.org. ¿Cómo viviste ese episodio?

Los haters me resbalan, si a alguien no le gusta lo que hago o me critica, lo bloqueo y elimino, no me quedo pegada con esa gente respondiendo. Pero hay un mundo oscuro que es el ciberacoso y hay millones de personas que lo viven y hay cobardes en todas partes. Viví todo ese proceso sin mi familia aquí, quizás hubiera sido diferente, para sentirme un poco más segura y no tener miedo.

¿Tuviste miedo?, ¿en qué se manifestó?

Sí, totalmente. Pero más allá de esa página en sí, pasa mucho que cuando uno es público se debe ser muy cuidadoso y consciente cuando se funa a alguien, por ejemplo. Hoy en día con el tema de las feministas, que me encanta y también lo soy, se debe tener un límite, porque funar a alguien te puede traer muchos problemas y algunos bien serios. Y así comenzó todo, yo funé a esta página de nido.org y no fue grato andar con miedo, y siento que ninguna persona lo merece. Pero por otro lado uno aprende que hay mucha gente turbia y loca y uno debe saber dónde meter la nariz y tener responsabilidad y cuidado.

Entonces ¿invalidas tu propia opinión por tu seguridad?

Más allá de bloquear la opinión, es ser cuidadosa siempre, no importa si eres hombre o mujer. Pero me refiero a cuando funan a estos niñitos que mandan fotos de sus partes íntimas; uno recibe amenazas “heavy” y uno esas cosas no las debería aguantar, pero más allá de la opinión prefiero irme por el lado de decirle a la gente que tenga cuidado, más que la funa explícita.

Hace poco te sacaste una foto desnuda contra el machismo, ¿te sientes una mujer feminista?, ¿de qué forma vives este proceso histórico?

Las fotos fueron contra el ciberacoso y tenía en mi cuerpo frases y comentarios feos que me han dicho en Instagram, e iba contra esa identidad secreta que hay detrás de una pantalla y que tira mierda. He participado poco en las actividades feministas por lo mismo, tengo cuidado de lo que hago. No vivo con mi familia, entonces lo pienso diez veces antes de meterme, no quiero ser criticada bajo ningún ángulo y la gente le busca la quinta pata al gato en todo.

Pasemos del ciberacoso al acoso callejero, ¿has vivido algún episodio?

Sí, obvio’ y antes funaba al que se me cruzaba, pero me trajo muchos problemas. Hay un episodio que hasta salió en los matinales, de un tipo que gritaba desde su auto y yo lo grabé y lo subí a Instagram. Pero lo he vivido desde que llegué a Chile a los 15 años, desde el colegio a la calle, y jamás se debe aprender a vivir con eso.


LEJOS DE SU FAMILIA, PERO CON GANAS DE VOLAR 

Steffi pasó de usar calzas y polerones a relacionarse con un mundo nuevo: el de la moda, y si bien le da risa, se mueve como pez en el agua ante los lentes y flashes. Hoy, gracias a un equipo que trabaja con ella, sigue lo último en tendencias y se atreve un poco más. Además de la moda, el ejercicio y cuidarse en la alimentación ocupan un lugar en su intenso día a día, que va de proyecto en proyecto, lejos de su familia, pero cerca de sus sueños. Reconoce que los extraña “todo el día”, pero que agradece las oportunidades laborales que han surgido en este tiempo. 

¿En qué está tu vida laboral hoy y qué es lo que viene?

Hoy estoy conduciendo dos programas en el canal Vía X, además estuve en un proyecto de unas cápsulas para una web serie y terminando eso me ofrecieron grabar una película donde tengo una participación súper entretenida. Quiero ser una actriz reconocida a nivel nacional e internacional y para eso debo tomar decisiones y creo que es hora de empezar. No quiero ser influencer ni rostro de marcas toda la vida. Grabar esta película me va a traer muchas oportunidades.

Si no fuera por trabajo ¿dónde estarías?

Con mi familia, viviendo con mis hermanos y con mi papá. Creo que lo más importante en la vida es la familia y lo digo full emocionada, es lo más básico para ser feliz y poder emprender como persona y tener fuerza todos los días. Solo estoy en Chile por trabajo.

Entonces eres literalmente “la última Méndez”, ¿quién fue el último Méndez que se fue de Chile?

Mi papá hace un año y siempre me dice que he durado mucho sola. Pero está muy orgulloso de mí. Siento que voy de menos a más, que todo va mejor y lograr lo que uno quiere es un sentimiento muy placentero.


Por: @ahorapinto - @elwndelabarba; Fotografía: @ronronrun; Hairstyle: @hc.concept; Maquillaje: @camipazmakeup; Styling y outfits: @arlivit; Asistente: @mery_namaste - @jean.carlo; Agradecimiento: @fotodesingchile

Más en Entrevistas

golden-cat-el-arquitecto-antofagastino-que-decidio-cambiar-planos-por-lentejuelas5cd2f794959ea

Golden Cat: El arquitecto antofagastino que decidió cambiar planos por lentejuelas

la-fashionista-pobre-una-fashion-blogger-tan-real-como-tu5cd194c287acc

@LaFashionistaPobre: Una fashion blogger tan real como tú

tomas-cox-un-cara-a-cara-con-el-inagotable-productor-de-los-chilenos5cd19d12532b9

Tomás Cox: Un cara a cara con el inagotable productor de los chilenos

soledad-grunert-la-evolucion-sexual-tiene-olor-a-perfume-de-mujer5cd04271a7646

Soledad Grunert La evolución sexual tiene olor a perfume de mujer