Todas las pantallas de Vanesa Borghi: Los secretos de una influencer “made in TV”
Entrevistas / Mayo del 2019

todas-las-pantallas-de-vanesa-borghi-los-secretos-de-una-influencer-made-in-tv5cd074bd07166

Luego de una bullada salida de Mega, la audiencia pensó que abandonaba también el estelar en el que lleva años, Morandé con Compañía, pero el contrato que la vincula con el programa lo tiene con la productora y no con el canal. Tras esto, hoy la podemos ver en dos canales a la vez, y reforzando más que nunca lo que podríamos llamar su segunda pantalla: Instagram.

Vanesa Borghi nos espera muy tranquila en el Hotel W, mientras bebe un café. La vemos muy relajada y con actitud “no televisiva”. Usa jeans, una polera Moschino, y su onda relax la completa con zapatillas Louis Vuitton. “¡Qué linda tu polera!”, me dice al llegar. Con esa frase me demuestra que más allá de la TV es una fashionista empedernida, por algo siempre es reconocida como una de las mujeres mejor vestidas de las alfombras rojas nacionales.

Te encantan las marcas de lujo”, le dije en tono de broma mientras revisaba su cartera; “no… no es que me gusten por lujosas, no son para nada una necesidad; de hecho, puedo armar un look increíble solo usando ropa de Patronato”, me indica. Y es que esta modelo, más allá de ser coanimadora de uno de los estelares más vistos de la TV, emprende nuevos proyectos más vinculados al lifestyle, además de ser rostro de varias marcas y de tener muchos desafíos que concretar.

¿Cómo fue la salida de Mega?

Mi contrato era medio ambiguo con el canal, entonces cualquier cosa que quisieran podíamos hacerlo. Hice varias cosas, pero no había nada que me diera la pantalla que yo quería.

Hice Operación Rusia, un programa que animaba y que se hacía por Internet y había varios jugadores; yo era la moderadora y además opinaba, pero si bien hoy las multiplataformas son importantes y pueden dar una base económica muy buena, creo que aún sigue importando la televisión. Hay mucha gente que aún no se desconecta de la tele y generalmente es la gente más adulta.

Es muy difícil, por lo menos en Chile, hacerte conocida por redes sociales o por YouTube. Son muy pocos los casos. Es más, puedes conocer a la gente por allí, pero puedes cruzártelo por la calle y no sabes quién es o por lo menos una persona de 50 años no sabe quién es. No llega a toda la masa.


Pero existe toda una nueva generación de rostros “made in Instagram”, ¿crees que sigue primado la TV?

Creo que (la TV) sigue siendo importante, quizás no económicamente, depende de lo que uno quiera como proyecto, como proyección. Te podría decir que me encanta la Vale Caballero, por ejemplo, si bien ella nunca tuvo una pantalla, se hizo conocida en YouTube con su pololo y agarró un contrato de una multitienda por la potencia que tiene en las redes. Pero tú vas y le preguntas a alguien en la calle y no sabe quién es la Vale Caballero; es muy difícil que llegue a animar Viña del Mar sin que la masa la conozca.

Pero analicemos tu propio caso, te hiciste conocida por televisión, pero desarrollaste una carrera paralela en Instagram, incluso siendo una de las pioneras en usar la red como plataforma de trabajo, ¿cómo nace eso?

Yo no sé si mi Instagram creció porque la gente me vio en la tele o si empezó a crecer porque les gustó algo de mi contenido. Tengo muchos más seguidores de Chile que en otros países donde trabajo, pero sí creo que me siguieron porque me vieron en televisión. Empecé en el Instagram por un tema de cercanía con la gente, porque allí hay feedback y tienes ese contacto directo con los seguidores. Más en mi caso, que yo manejo mis redes.

¿Y tienes tiempo para eso?

Yo leo todo y trato de poner cosas más positivas que un consejo de moda por sí solo. Me gusta publicar cosas positivas porque encuentro que las redes sociales se prestan para la negatividad.


¿Y has recibido esa negatividad?

Muy pocas veces, no tengo esos típicos haters que son molestos, que hacen daño. Hubo ciertas ocasiones en que sí se generó un conflicto por el reinado de Viña, pero esos comentarios pueden borrarse y chao. Trato de no tomármelos tan en serio porque muchas veces hay gente que se crea esos perfiles porque sí, entonces es ¡chao, bloquear y me olvido!

¿En qué momento donde te diste cuenta de que tu Instagram había crecido?

No estoy pendiente de eso. Es bastante orgánico, voy creciendo constantemente y ahora estoy esperando llegar al millón de seguidores para hacer algo para la gente que está viendo constantemente mi Instagram.

En la televisión tú no sabes quién te está viendo, pero en Instagram sí. Si tu subes una foto y tiene muchos likes, ¿ves de quiénes son?

Si subes una foto en bikini, obviamente tienes muchos likes, pero tampoco es lo que pretendo. En las fotos de Instagram es muy raro que salgas con un grano, si sales con un grano no la subes. Hay mucha gente que vive de eso, pueden simular que están durmiendo y en verdad están haciendo otra cosa, o que están súper bien y súper felices cuando en verdad están deprimidos. No hay que creer todo lo que uno ve.

Tú trabajas mostrando productos en Instagram, ¿percibes ingresos por eso?

Sí, pero eso depende. Hay marcas con las que trabajo y les cobro como corresponde, pero también hay canjes para amigas de emprendimientos pequeños y yo feliz de apoyarlos. Yo creo que en Chile no se paga lo que se debería por las redes sociales. A mí me llegan mails de afuera y es distinto, son montos muchísimo mayores.


¿Somos muy amateurs todavía? ¿Las marcas, los influencers, en el uso de redes sociales?

Creo que son poco profesionales. Algunos influencers dicen que van a subir contenido y no lo suben a la hora o simplemente no lo suben. También las agencias. No, no puede ser que yo te dé las estadísticas de alguna manera y ellos no sean capaces de hacer lo mismo.

¿Qué te pasa con los términos influencer, traveler, instagramer?

Creo que no hay que ponerle etiquetas a nada. Siendo influencer, sin tener que ponerte la etiqueta ya vas a influenciar a la gente para que vaya un lugar o le guste y aprenda de aquello. Todos somos influencers en la vida, todos influenciamos a alguien creo yo.

A los influencers se les ve siempre súper felices en lugares increíbles haciendo cosas increíbles, pero detrás de todo eso muchas veces hay un contrato, ¿qué pasa cuando no estás así de feliz como debes mostrarte?

Yo soy súper matea. Dejo todo anticipado por si ocurre algo, tienes que hacer ciertas cosas con anticipación y dejarlas guardadas y listas.


Tu marido no es una persona pública, pero es reconocido, ¿qué le parece a él lo de las redes sociales?

No tiene ningún problema, por él que lo subiera más (ríe), le da lo mismo, más ahora que está en el programa de televisión conmigo. En un principio quizás no lo entendía, pero ahora sí. Lo reconocen en la calle como el marido de Vanesa y ahora hasta se ríe porque dice que no puede ir a la calle tranquilo.

¿Tiene Instagram? ¿Lo asesoras en eso?

No, solo a veces le digo “oye, esta foto está horrible, cómo la subiste así”, pero él sube lo que quiere. Incluso lo han llamado para hacer canjes; si tiene 10.700 seguidores igual, no es poco.


¿Cuál es el mejor canje que te han ofrecido por promocionar algo?

Los viajes, Cancún creo yo. O un crucero donde me fui con todos los niños. Lo que encontré nada que ver fue promover estos cigarros electrónicos porque no fumo, es algo súper irreal. Encontré que no correspondía promover algo así, porque además incitaba a la gente a fumar.

¿Qué te parecen esos perfiles que promocionan todo?

Los encuentro horribles (ríe).

¿Crees que los directores o productores deberían buscar nuevas caras en Instagram para llevar a la TV?

No en general, porque hay gente que no sirve para esa plataforma. Hay que aprender a chequear si sirven. La televisión no es fácil, parece, pero no lo es. Hay gente que puede amar a una figura de redes sociales, pero también hay gente a la que no les va a gustar.

Los millenials, que conocen mayoritariamente a las influencers, no miran televisión hoy en día y si tú no tienes rating, no hay publicidad ni sueldos; si eso no está se acabó.

¿Cuándo te empezaste a sentir marca, a sentir que tú eras dueña de tu propia imagen?

Cuando comencé a tener contratos como rostro. El primero como tal fue con Hites.

Te veo siempre cercana al lujo…

El lujo para mí no es una necesidad. Puedo andar con una t-shirt blanca de Patronato sin problema, solo me pongo lo que me gusta. Te puedo armar el mismo look con cero marcas y te vas a ver igual de bien.

Las cosas de lujo las guardas por mucho más tiempo, eso es lo bueno; para mí, puede ser una cartera, una zapatilla, un cinturón. No me vas a ver vestida con un buzo Dolce & Gabbana, por ejemplo.

¿Hay marcas o rubros con los que no trabajarías jamás?

Encuentro súper fuerte hacer una campaña de condones, porque lo he visto en redes de otras chicas. Decir que han crecido las ETS en un 200 % es súper diferente a decir las propiedades de un condón; lo más importante es como transmites la información.

¿Cuánto de la Vanesa que se ve en Instagram es real?

Es así. Si pongo algo de un whisky, es porque efectivamente me gusta ese whisky. Con el programa (“Del campo a la mesa”, sábados 00.00 h por La Red) se van a dar cuenta de que soy tal cual lo ven en Instagram y en la vida real. No hay mucha diferencia.


Por: @ahorapinto - @tambarrales; Fotografía: Daniel Esquivel; Maquillaje y Hairstyle: @makewomanchile; Outfit y accesorios: @diazmujer; Locación: @casamollevillaandgolf

Más en Entrevistas

golden-cat-el-arquitecto-antofagastino-que-decidio-cambiar-planos-por-lentejuelas5cd2f794959ea

Golden Cat: El arquitecto antofagastino que decidió cambiar planos por lentejuelas

la-fashionista-pobre-una-fashion-blogger-tan-real-como-tu5cd194c287acc

@LaFashionistaPobre: Una fashion blogger tan real como tú

tomas-cox-un-cara-a-cara-con-el-inagotable-productor-de-los-chilenos5cd19d12532b9

Tomás Cox: Un cara a cara con el inagotable productor de los chilenos

soledad-grunert-la-evolucion-sexual-tiene-olor-a-perfume-de-mujer5cd04271a7646

Soledad Grunert La evolución sexual tiene olor a perfume de mujer