Close

,

¿Suplementos, yo? Cómo inicié mi rutina de tomar colágeno y cómo lo recibió mi cuerpo

Por @abbtamal1a Periodista Revista Sarah

octubre 2022

Cuando aún no tienes 30 y escuchas la palabra “suplemento” puedes asustarte o decir “no necesito nada”. Eso -al menos- es lo que me ocurrió a mi. ¿Colágeno? Si, claro, mi piel necesita una “ayudita”, pero al poco tiempo descubrí que este regalo no era solo para mi piel.

Cuando empecé con este producto, mis amig@s me dijeron “tienes 24 ¿cómo vas a tomar colágeno?”, asumiendo que las personas de cierta edad deben tomarlo y que no es para todos, y quiero creer que al igual que yo desconocían lo útil que puede ser. 

¿Comenzamos? Las cápsulas de Biostream se toman una vez al día con mucha agua y no generan ninguna molestia, para mí eso está perfecto porque siento que es muy poco invasivo.

Cuando me invitaron a probar el colágeno hidrolizado de Biostream solo pensé en que mi piel estaría muy sana, por lo que acepté, lo que no sabía era que las cápsulas pueden ayudarte también en la conservación de la fuerza y la flexibilidad de la piel, huesos, articulaciones, músculos, dientes, uñas y cabello. Como podrás darte cuenta sus efectos son mucho más que solo un cuidado superficial, en resumen, me equivoqué al principio y me alegro que así haya sido.

Quiero partir diciendo que en estas cuatro semanas he notado cambios en mí y que estoy feliz por eso ¿Cómo empecé a darme cuenta de sus beneficios? Primero por mis uñas, normalmente siempre tengo la manicure, pero durante este mes las he mantenido naturales y debo destacar que han crecido considerablemente en comparación a otras etapas de mi vida y también que su brillo actual simplemente ¡me encanta! 

El segundo indicador positivo fue uno que – siendo sincera- no esperaba: mi pelo. Hace dos meses me corté el cabello porque quería un cambio de look y lo dejé lo suficientemente sano –o eso creía yo- hasta que probé Biostream y descubrí que evidentemente siempre se puede más. Su brillo y textura actual son maravillosos, antes usaba aceites de otras marcas luego de cada ducha, típicas recomendaciones que ayudan al cuidado capilar y desde que el colágeno hizo efecto en mí, las he aplicado creo que una o dos veces máximo, porque no las he necesitado, para mí este es otro punto a favor para las cápsulas.

¿Y la piel? ¿Cumplí mis expectativas? La verdad, sí. No soy una persona que tenga una rutina de skincare muy completa, simplemente me hidrato, desmaquillo y aplico cremas en el rostro y cuerpo, y con el colágeno he notado cambios positivos, como mayor elasticidad e incluso más suavidad porque el colágeno disminuye la resequedad.

Si pudiera definir en una sola frase sus efectos diría que es lo que tu cuerpo necesita porque realmente es beneficioso, si estás buscando suplementos naturales, no invasivos y efectivos, te recomiendo el Colágeno de Biostream, que -ojo- es una marca chilena y ecofriendly, yo al menos seguiré tomando el colágeno hidrolizado, al final, la frase “la belleza parte por dentro”, no es solo un acertado  slogan de alguna marca, es una realidad. 

Buscar

Más en Beauty, Lifestyle

Más leídos