Al rojo vivo: El despegue de Piamaría
Entrevistas / Enero del 2019

al-rojo-vivo-el-despegue-de-pia-maria5c4098af6de22

Una tormenta de energía e intensidad; así es esta joven cantante quien es parte del programa “Rojo, el color del talento” de TVN. Los escenarios y las luces no son algo nuevo en su vida, pues desde los cuatro años comenzó a hacer una carrera televisiva. Hoy, querida y odiada por muchos, no tiene miedo a las consecuencias de sus opiniones; ser frontal y rebelde es parte de su esencia y mayores atributos.

Programas de talentos han existido cientos y lo más probable es que vengan muchos más, por cada uno de ellos desfilan cientos y miles de jóvenes que, muchas veces, con más ganas que talento, intentan conquistar corazones, acaparar más minutos de cámara que sus compañeros/contrincantes, y en paralelo captar atención en redes sociales. Todo lo anterior parece la descripción de “Los juegos del hambre”,pero es la realidad que se vive en reality y en programas como “Rojo, el color del talento”, otrora “Rojo fama contra fama”. Y en este escenario de exitismo descarnado cada cierto tiempo surgen figuras que de forma natural hacen que fijemos nuestros ojos en ellos, el ejemplo más actual, la carismática, talentosa y conflictiva Pía María Silva.

Verla en el escenario es casi como ver a una versión más joven de JLo, pues tiene esa innegable capacidad de “encender” el escenario con una energía tremenda. Pero esa misma energía la ha llevado a convertirse en uno de los rostros más polémicos del espacio televisivo, pues ha enfrentado reiterados conflictos con sus compañeros, los que la han posicionado como la chica rebelde del programa, un título que más allá de incomodarla le encanta, ¡toda una queen!

Con más de 87 mil seguidores en Instagram, Pía María vive por estos días su mejor momento, demostrando a diario su potente voz y desplante en el Clan Rojo, alejada de las competencias, pero dedicada a orientar y acompañar a sus compañeros de la nueva generación. 


LA AVENTURA EN TELEVISIÓN

Iniciamos esta conversación de una forma muy relajada, un almuerzo nos reúne en Coquimbo y Pía llega acompañada de su madre, quien a simple vista parece su hermana. Viste una chaqueta de cuero roja ¡soñada!, y unos lentes del mismo color, un tono no elegido al azar, pues ―como comenta― refleja su forma de ser. 

Con tanto desplante podríamos olvidar que Pía tiene solo 22 años, y que tras ella hay una carrera en televisión que inició cuando aún era una niña. ZooloTV, Rojito, Cangri y Dash, y The Voice Chile son los programas en donde pudo iniciarse y fortalecer su talento.

Respecto a sus inicios, cuenta que su mamá quedó embarazada muy joven, por lo que fueron sus abuelos quienes se dedicaron a su crianza, ya que su madre trabajaba. Fueron ellos quienes “descubrieron mis dotes artísticos y decidieron llevarme a una escuela de baile. A los cuatro años empecé en el Zoolo TV y poco a poco se me fueron presentando oportunidades hasta que llegué al programa Rojito. Siempre estuve pituteando en televisión, era un juego para mí porque a la par estudiaba, era bien matea, y en el colegio me apoyaban harto”, explica.


¿Cómo fue comenzar tan chica en la TV? ¡Tenías cuatro años!

Pese a que yo lo pasaba muy bien, me trajo algunos problemas como el bullying. Las niñas de mi edad, más grandes, hasta las mamás eran mal intencionadas y me hacían mucho daño. Yo como era chica no entendía, pero lo encontraba extraño y molesto.

¡¿Los adultos te hacían bullying?!

Algunos apoderados del colegio eran mala onda conmigo, mi mamá se daba cuenta. Cuando se llega a esos extremos entiendes que los valores son súper importantes, si la mamá de alguien se comporta de esa manera, ¡imagínate cómo va a ser la hija!

Vuelve Rojo y surge la oportunidad de que ingreses más grande y madura…

No esperaba que volviera. Cuando estaba en Rojito soñaba con estar en Rojo, anhelaba ser un personaje como los históricos de las primeras temporadas. Cuando se presentó la oportunidad no lo dudé y postulé al casting.


Entiendo que no quedaste en ese primer casting.

Participé en el casting masivo de cinco mil personas, fuimos seleccionados 80 para la segunda fase y de esos seleccionaron a 24, pero yo no quedé. Fue muy triste porque sentía que el programa estaba hecho para lo que yo hacía.

Pero luego igual te llamaron.

Recibí un llamado de la producción para entrar a mitad de programa. Iban a entrar nuevos personajes que tenían el nombre de “nuevas amenazas”; dije que sí.

Eres querida por la gente, pero con tus compañeros se generó una relación de amor y odio…

Me considero una persona muy amada y a la vez muy odiada, y es por mi personalidad. En Chile somos un poco chaqueteros, las personas que son muy directas caen mal. Yo por eso era una amenaza para mis compañeros.


THE REAL DRAMA QUEEN

Querida y odiada por muchos, no tiene miedo a las consecuencias de sus opiniones. Su esencia es ser frontal, por lo mismo no ha dudado en criticar a sus compañeros de programa, entregando ácidos comentarios a quien lo merezca. Su fin no es caerle bien al mundo, y así lo ha recalcado.

En la primera temporada te eliminaron sin recibir ningún voto de apoyo…

Sabía que si caía en la fila de eliminación nadie iba a votar por mí, porque había una estrategia de los participantes antiguos. Uno de los momentos más épicos fue mi eliminación, no se esperaron que yo les dijera en sus caras que no votaran por amistad, sino que por talento; eso generó mucha polémica.


¿Esa “parada de carros” sirvió para volver a la segunda temporada?

Totalmente; además yo no había alcanzado a demostrar nada.

¿Son cínicos tus compañeros de programa?

Cada uno sabe cómo jugar, no estoy a favor de las estrategias, soy súper sincera y frontal, si eso a las personas no les gusta, da igual, no le puedo caer bien a todo el mundo. A veces veía a alguien muy buena onda, pero por atrás tenía una estrategia; yo no soy así y por eso creo que duré poco.


¿Eres la niña rebelde de Rojo?

Esa definición es muy correcta, porque soy rebelde y revolucionaria (ríe). Me gusta ir de frente, soy de la misma forma aquí y en la quebrá’ del ají, eso a las personas les molesta.

¿Y la gente en general no es así, de una línea?

No, hay mucha hipocresía. Se genera un ambiente competitivo, los egos son tan grandes, la fama te encandila tanto, hay gente que no lo mide y empieza a mentir y a decir cosas negativas solo para sobresalir. Yo no necesito sabotear a mis compañeros para brillar, puedo hacerlo siendo perseverante y trabajando duro.

¿Hacia dónde proyectas tu carrera?

La televisión es un trampolín para mi carrera. Quiero enfocarme en hacer música y en ser una artista integral. En un futuro espero internacionalizar mi carrera.

¿Rojo te creó de alguna manera?

Con o sin Rojo hubiera seguido igual, obvio que hubiese sido más difícil, pero antes del programa ya trabajaba en eventos como bailarina y haciendo obras de teatro musical, no era una persona normal, así que hubiera seguido en el arte sí o sí porque nací para esto.


TÓXICO AMOR

Enamoradiza y muy entregada, así se define Pía María Silva en el ámbito amoroso, quien con algo de nostalgia nos comenta que el amor no es algo que se le ha dado fácil. Tres relaciones amorosas fallidas la mantienen por hoy alejada del romanticismo, con los pies en la tierra y enfocada en su amor propio.

¿Estás pololeando?

No, solterísima, tuve tres relaciones muy malas y tormentosas. Estoy desilusionada del amor, fueron realmente tóxicos, nunca me di un tiempo para mí, para conocerme y saber qué es lo que quiero y lo que no.

¿Cómo así?

Yo cambié mucho, traté de ser lo que el otro quería, y creo que eso está muy mal, ya que duela o no, y sea el mino más rico, no puedes cambiar tu forma de ser; si eso pasa es porque no te merecen.

¿Qué fue lo que más te hizo sufrir de esas relaciones?

Las mentiras y que me quisieran cambiar. De todos los pololos que tuve ninguno me quiso como era, repetí patrones y cuando eso pasa es porque tampoco lo estás entendiendo. Si no te está queriendo como eres, ¡chao!

Supongo que tus ex tienen que ver el nombre de tu primer single, “Tóxico amor”. ¿Va dedicada a ellos?

Totalmente dedicado a esos tóxicos amores que quisieron cambiar mi esencia, pero no pudieron porque abrí los ojos (ríe).


UNA CHICA CON ESTILO

“¡Es heavy!, cambiamos mucho con maquillaje”, comenta Pía, luciendo un maquillaje leve y fresco que deja al descubierto un rostro muy angelical y una apariencia mucho más relajada. Dice ser amante de los cambios de look, los maquillajes, el shine y la ropa original, autodefiniéndose como una mujer “multiestilos”, ya que como destaca, puede “ser intensa y dulce, y lucir de mil formas distintas, todo dependerá del momento”.

Tienes un estilo bien “camaleónico” …

No tengo un estilo definido, la mayoría de mi ropa me la compro en ferias, me gustan mucho las prendas únicas por lo que la ropa americana es de mis favoritas. No sigo tanto la moda, me gusta innovar y no pasar inadvertida.

¿Cuál es tu rutina de belleza diaria?

Me encanta maquillarme, pero también estoy a favor de lo natural porque todos tenemos una belleza diferente. Para mis presentaciones me encanta maquillarme harto, pero para lo cotidiano prefiero algo más relajado. Me preocupo mucho del pelo, desde chica me lo tiño. He pasado por muchos cambios de look, partí teniendo el cabello debajo de la rodilla, luego fui rubia, después usé mechas negras, fucsias, rojas, castañas, y más.

¿Tratamientos estéticos?

Estoy con una clínica estética, pero no he podido ir mucho. Me estuve haciendo tratamientos para la celulitis y para el rollito de abajo que es el que más me cuesta reducir. 

Con tanto trabajo, ¿queda tiempo para cuidar la alimentación? 

Intento comer cada tres horas, la clave está en respetar esos tiempos, uno puede comer de todo, pero no en exceso, siempre manteniendo el ejercicio. No soy de dietas, pero sí intento ser consciente. 

La fama trae consigo seguidores en redes, y con ello marcas que quieren convertirte en influencer, ¿te ves en ese escenario? 

Antes de entrar al programa no tenía tantos seguidores, me encantaba dar datos, poner marcas de las cosas que me compro. Tengo alma de influencer porque lo que más uso es Instagram. Estoy en conversaciones con marcas, pero aún nada concreto.

Por: @camiiespinola / Fotografía: @daniel_esquiveles Maquillaje y peinado: @makeupwomanchile / Outfit: @oficialmag Locación: Club de Yates la Herradura, Coquimbo. 

Más en Entrevistas

mane-velasquez-una-mujer-de-alma-nativa5c57bab0d40c8

Mane Velásquez: Una mujer de alma nativa

toarii-valantin-el-gran-salto-del-tahitiano-que-todas-aman5c49b4be534fb

Toarii Valantin: El gran salto del tahitiano que todas aman

las-lentejuelas-de-fran-la-disenadora-que-cambio-un-computador-por-hilo-y-agujas5c49b63265206

Las lentejuelas de Fran: La diseñadora que cambió un computador por hilo y agujas

macarena-grunert-la-arquitecta-serenense-que-construyo-un-imperio-de-zapatos5c49b88891a51

Macarena Grunert, la arquitecta serenense que “construyó” un imperio de zapatos