ICÓNICA: 7 Personajes que amamos de Paola Volpato
Reportajes / Mayo del 2020

iconica-7-personajes-que-amamos-de-paola-volpato5ed19005a8a0c

Con 26 años de carrera televisiva ya resulta casi imposible imaginar cómo hubieran sido las producciones nacionales sin su talento. 


Por: Fernanda Rebolledo


Desde una monja hasta una asesina; Paola las ha hecho todas. Se ha ganado un lugar en nuestros corazones desde que la vimos en teleseries como “Aquelarre” interpretando a la dulce señorita Gustava, pero también la hemos odiado en más de alguno de sus personajes, algo que solo una gran actriz es capaz de hacer. Si viste a la desquiciada Consuelo Domínguez en “¿Dónde está Elisa?” o Ángela Bulnes en “Perdona nuestros pecados” seguramente sabes de qué hablamos. ¡Y eso es solo una parte de su carrera! Te invitamos a recordar sus más memorables interpretaciones. 


Jocelyn Silva (Tic tac)


Un palacio embrujado, “Queen” como banda sonora, romance y  mucho humor: Sin duda “Tic tac” (1997) es una teleserie chilena difícil de olvidar, en la que Paola dio sus primeros pasos como actriz de televisión.  


Si bien su papel no era protagonista, con su cabellera crespa y su carismática actuación logró encantar al público, que seguramente, aún la recuerda por darle vida a Jocelyn Silva, una coqueta secretaria que trabajaba en la misma radio que Nicolás -interpretado por Francisco Pérez-Bannen-, encargado de descubrir los misterios del Palacio Santa María para su programa radial.





Gustava Patiño Álvarez (Aquelarre)


 Era 1999, en un pueblo donde hace más de 30 años solo nacen mujeres. Paola Volpato le dio vida a la tímida y dulce “señorita Gustava”, una de las cinco hijas del difunto patriarca Jorge Patiño.


Trabajaba como profesora en la única escuela de Aquelarre y luchaba por su amor, el huaso Prudencio, interpretado por Mauricio Pesutic. A pesar de ello, Gustava Patiño le temía a la soltería por un rasgo que le incomodaba. Y es que era coja; una característica que no estaba en el libreto y fue el toque personal de Volpato que le dio el atractivo que conmovió al público.





Consuelo Domínguez (¿Dónde está Elisa?) 


En 2009 descubrimos otra faceta de Paola con un exitoso papel antagónico en una teleserie cargada de drama y misterio. ¡Cómo olvidarlo! Prácticamente todo el país estaba con los nervios de punta esperando que se revelara el paradero de Elisa, la hija de Raimundo Domínguez, protagonizado por Francisco Melo.   


La producción nocturna más exitosa de Televisión Nacional consiguió que Paola ganara el amor/odio de miles de espectadores con su interpretación de la villana Consuelo Domínguez, la hermana de Raimundo, que después de años viviendo a su sombra desencadena todo su odio y rencor, encubriendo al secuestrador de su sobrina: Bruno Alberti (Francisco Reyes), su esposo, de quien está perdidamente enamorada a pesar de ser frecuentemente maltratada por él.


“¿Dónde está Elisa?” Fue una de las teleseries nacionales más exitosas: Su capítulo final alcanzó 51,2 puntos de rating y sin duda, marcó un antes y un después en la carrera televisiva de Volpato. 




Loreto Estévez (40 y tantos)


Llega el 2010 y vemos a una Paola guapa, exitosa y llena de glamour. Esta vez con un papel protagonista, la actriz demuestra toda su versatilidad interpretando a Loreto Estévez, una mujer obsesionada con mantenerse joven y bella.


Loreto era la madre y esposa perfecta hasta que se entera de las infidelidades de su marido, a causa de la llamada “crisis de los cuarenta”. Es entonces cuando la protagonista, herida, rompe todos sus esquemas para aventurarse en un romance con su sobrino 20 años menor. 


Un papel muy distinto que significó un desafío para la actriz, que en su momento confesó no ser muy amiga de los gimnasios, como lo requería su personaje. Sin embargo, a la vista de todos, logró que más de alguna se sintiera identificada con su historia.




María Teresa “Tichi” (Pituca sin lucas)


Paola sorprendió tomando nuevos rumbos en 2014. Dejó Televisión Nacional y apostó por un papel como protagonista en una comedia que para Mega significaba volver a la “guerra de las teleseries”. Volpato interpretó a la inolvidable “Tichi” Achondo Amunátegui en “Pituca sin lucas” y como era de esperarse, fue todo un éxito.


La historia comenzaba así: “Tichi” viviendo sin mayores preocupaciones en una casa soñada en La Dehesa, hasta que sin aviso, José Antonio Risopatrón, su esposo, la deja sin nada luego de escapar de la policía. Un escenario que jamás esperó y que la obligó a buscar una nueva casa sin ninguna de las comodidades que ella, sus hijas y su madre, estaban acostumbradas a tener.


La nueva vida, “clase media”, como dice despectivamente la madre de Tichi,  comienza en Maipú y viene llena de cambios, entre los cuales, fuera de todo pronóstico, está el amor que encontrará en su vecino líder de un sindicato pesquero, interpretado por Álvaro Rudolphy.




Ángela Bulnes (Perdona nuestros pecados)


De vuelta con un personaje antagónico en 2017, Paola interpreta a la glamurosa pero infeliz Ángela Bulnes, en una trama llena de intriga, suspenso y romance donde salen a la luz el abuso y el poder de la iglesia.


Ambientada en la década de los cincuenta, la teleserie de dos temporadas, narra la historia de la llegada de un nuevo párroco (Mario Horton) a Villa Ruiseñor que no pondrá nada contento al hombre más rico y poderoso del lugar: Armando Quiroga, interpretado por Álvaro Rudolphy.


Ángela se casó joven y con un hombre del que no estaba enamorada a causa de un matrimonio arreglado, pero a pesar de que tuvo hijos con él, nunca logró ser feliz y una vida llena de traiciones y desgracias, la llevó poco a poco a convertirse en una mujer llena de odio y maldad.




Carolina/Celeste Miranda (Isla Paraíso)


Llega el 2018 y con él, un nuevo desafío para la actriz. Esta vez, interpretando dos papeles protagonistas simultáneamente en una teleserie humorística, muy distinta a su personaje anterior.


Todo comienza cuando Carolina Miranda injustamente enfrenta problemas con la justicia y se le ocurre la brillante idea de huir a un pueblo al sur de Chile, suplantando la identidad de su hermana monja, Celeste, quien tenía la misión de ir al pueblo con un grupo de mujeres para “repoblarlo”, pues hace años que solamente había hombres.


Obviamente, el machismo no faltaba en el lugar, por lo que la historia se convierte en una lucha hacia el empoderamiento femenino, sin dejar de lado el amor, el romance y el misterio detrás de la identidad de la hermana Celeste. 





Más en Reportajes

dio-la-vida-por-su-hijo-los-detalles-del-fallecimiento-de-naya-rivera5f0e2ca63ec7e

HABRÍA DADO LA VIDA POR SU HIJO: Los detalles del fallecimiento de Naya Rivera

glee-esta-de-luto-confirman-el-hallazgo-del-cuerpo-sin-vida-de-naya-rivera5f0cd0693887f

IMPACTO MUNDIAL: Confirman el hallazgo del cuerpo sin vida de Naya Rivera

de-rescate-a-recuperacion-se-presume-que-naya-rivera-habria-fallecido-en-el-lago-piru5f0b1adb40a90

De rescate a recuperación: Se presume que Naya Rivera habría fallecido en el Lago Piru

conoce-wellness-club-by-hawaiian-tropic-tu-lugar-de-bienestar5f08b67a664eb

CONOCE WELLNESS CLUB BY HAWAIIAN TROPIC TU LUGAR DE BIENESTAR