Influencers: ¿La nueva realeza?
Chica de portada / Mayo del 2019

influencers-la-nueva-realeza5cd0679bd8f47

Son jóvenes, son bellas, son atrevidas, talentosas, asisten a eventos a los que todo el mundo quiere asistir, reciben regalos de marcas que quieren que ellas testeen sus productos, y… ¡en fin!, tienen vidas admirables y envidiables. Se trata de las “influencers”, algo así como una tribu urbana en que los factores comunes son la carrera por los likes, la medición de fuerza a través de la cantidad de seguidores y la capacidad (o incluso necesidad) de verse siempre fabulosas y felices.

Si tuviéramos que definir el término “influencer”, lo lógico sería algo como… “capacidad de una persona de influenciar la opinión del otro”, pero la cosa no es tan fácil. Vamos al origen para ver si lo entendemos mejor.

Hoy Instagram es como lo que algún día fue la televisión: “lugar” en que nos enteramos de todo, admiramos todo, conocemos, envidiamos, etcétera. Y como en los años más dorados de la televisión, en donde existían los rostros inalcanzables, los poco alcanzables y los rostros más bien de relleno, Instagram también tiene sus castas y realezas, esto último representado por un grupo muy selecto de personas que, con solo subir una foto con una botella de “X” marca de agua, logran influenciar tanto a quienes los siguen que al minuto siguiente hay muchas personas buscando esa marca “X” de agua porque a su estrella de Instagram favorita le gustó esa marca “X”.

Todo lo anterior en la teoría suena muy bien, pero ahora vayamos a la práctica, y para ello quisimos conocer a la nueva realeza chilena, las famosillas y queridas, las idolatradas y envidiadas “influencers”.


TERESITA COMMENTZ @tcommentz

ME SIENTO INFLUENCIADORA Y ES INCREÍBLE”

Desde niña que ha participado en teleseries, y películas. Aún va al colegio, aunque reconoce estar feliz de cerrar esa etapa este año para estudiar Teatro en la universidad. Y es que la cotidianeidad del mundo escolar no es compatible con la energética Teresita Commentz (17), quien se ha tomado su rol de influencer de forma muy profesional. ¿Qué muestra en su cuenta de Instagram? Comparte sus viajes, su gusto por la moda y muchas aventuras con sus más de 382 mil seguidores.

Pese a su corta edad, tiene claro lo que quiere. Es que asegura que hace lo que le gusta, “y es algo que me entretiene, que quiero hacer y lo disfruto. No hay nada mejor que digan ‘me gustó ese lugar y quiero ir ahí’ porque yo los inspiré a eso”.

¿Te sientes influencer?

Sí, me siento una influencer. Trabajo con varias marcas, me preocupo mucho de mis redes sociales. Me gusta poder demostrarle a la gente a través de una plataforma el cómo eres y qué te gusta. Todas las marcas con las que trabajo son marcas que me gustan, y me gusta hacerle saber a la gente eso.

¿Quiénes te siguen?

Jóvenes, entre los 17 y 20 años, principalmente mujeres.

¿A los cuántos seguidores te diste cuenta de que podías trabajar con tu Instagram?

Creo que este año, porque además me han salido muchos proyectos, y estoy trabajando con varias marcas. Tengo muchos proyectos en mente, varias cosas han marcado el antes y el después y vivo experiencias que nunca pensé que iba a vivir. El año pasado y este siento que han sido mis mejores años en redes sociales, y ¡eso me encanta!

¿Eres de las que se muestra tal cual en redes sociales o creas un personaje para Instagram?

Siempre trato de mostrarme auténtica. No trato de imitar a alguien que no soy. Me gusta viajar a lugares entretenidos, que llamen mucho la atención, y en ese sentido me gusta escuchar a mis seguidores sobre qué quieren ver o qué les gusta. Siempre estoy comunicándome con ellos porque ellos son parte importante de mi trabajo y de quién soy.


¿Me imagino que te llegan muchas propuestas?

Sí, pero no soy una persona que acepta todo, porque también te puede jugar en contra. No me gustan los perfiles que son muy publicitarios en donde solo suben fotos con marcas y te bombardean con “me gusta esto, ocupa esto”. Me gusta mezclarlo un poco y hacer contenido súper original para las marcas; trabajo con fotos, pero también hago videos con parte de producción mía.

¿Qué recomiendas para que una cuenta de Instagram sea especial?

Entregar contenido único, original. Eso es lo importante, ser ustedes mismos, no imitar una persona que no son.

¿Cómo manejas la responsabilidad de ser una figura pública?

Es súper difícil. Compatibilizar todo es súper difícil. Mucha gente mira el ser influenciador a huevo, el “ya te están sacando una foto y era”, pero esa foto tiene mucha dedicación, mucho trabajo, tiene una edición gigante; los videos también y la edición puede tomar tres a cuatro horas, tienes que meterle mucho contenido para llamar la atención. Hay que pensar las cosas súper bien. Al menos en mi caso es así, porque busco tener material único y original.

¿Qué crees que tus seguidores valoran en ti?

Yo creo que les gusta mi personalidad, soy súper bajo perfil y me veo como una persona más; ellos pueden admirarme, pero yo también admiro a muchas personas como ellos. También entrego harto contenido cinemático”, eso también les gusta. Y también creo que se valora la comunicación que tengo con ellos, siempre atenta a sus comentarios y yo me muestro abierta con ellos, tal cual soy.

Tienes una vida agitada, ¿eso lo compatibilizas con un régimen normal de colegio?

Así es. Voy de ocho de la mañana a cuatro de la tarde. Corro todo el día y a veces no alcanzo ni a almorzar. ¡Ya quiero salir del colegio!



TATIANA FERNÁNDEZ @tatiifernandez

TU INSTAGRAM DEBE TENER UN SENTIDO PARA QUE TU ROL DE INFLUENCER SEA REAL”

Tatiana Fernández fue la participante más joven de “Rojo, el color del talento”. Con tan solo 15 años, y pese a no haber llegado hasta la recta final del programa, esta carismática bailarina alcanzó mayor popularidad luego de su aparición en el matinal Muy Buenos Días, junto al youtuber Max Valenzuela. Desde entonces se ha posicionado como una infuencer dentro del segmento juvenil, con más de 377 mil seguidores en Instagram y más de ¡un millón de seguidores en Tik Tok!, una aplicación muy popular entre adolescentes, en la que graban y comparten videos en forma de playback.

¿Te consideras una influencer?

En estos momentos sí, aunque nunca pensé serlo. Es algo que notas en la relación que tienes con tus seguidores y te transformas en una referente para ellos. Cuando entré al programa tenía 1.300 seguidores. Tras la primera semana al aire tenía 15 mil y en menos de un semestre tenía 200 mil.

¿Y cómo manejas eso?

Con mucha responsabilidad, porque ellos te ven como un modelo a seguir, incluso como una ídola. Entonces cuido mucho mis contenidos y las fotografías que comparto.

Define a tus seguidores…

Mis seguidores tienen un rango de edad entre los 7 y los 18 años. Todos son muy tiernos y me llenan de cariño y buenos comentarios. A veces las familias se reúnen para verme en TV, para ver mis nuevas publicaciones o videos, así es que al final toda la familia me conoce (ríe).

Se dice mucho que hay influencers que tienen una vida para Instagram y otra real, en tu caso ¿eres de compartir lo que realmente sucede?

Sí. A veces en mis historias les cuento lo que me pasa y jamás pensaría en fingir o mostrarme de una forma que no soy. Eso no tiene sentido.

En promedio, ¿cuántos likes tiene una foto tuya?

En promedio tiene entre 80 y 90 mil. Por ejemplo, cuando aviso que voy a subir una foto, en 10 minutos ya tengo los 10 mil likes y en una hora tengo los 40 mil. Soy muy estudiosa y programo mis contenidos. No se trata solo de subir fotos, sino de generar contenidos y de interactuar con quienes te siguen. El Instagram debe tener un sentido para que tu rol de influencer sea real. Soy de las que creen que podemos cambiar el mundo con lo que comunicamos. Mucha gente te ve, te lee, por eso yo me he preocupado de fomentar ciertos temas que me interesan, como la protección del medioambiente, y también invito a mis seguidores a hacer challenges, por ejemplo, el #basurachallenge, que consiste en recoger la mayor cantidad de basura que encuentres en la playa en un minuto. Y con esa sencilla acción logras que la gente entienda y tome conciencia de la cantidad de basura que tiene a su alrededor.


¿Ya estás trabajando con algunas marcas?

Sí. Con la primera que empecé fue con NIVEA, y también estoy con Rojo. Y próximamente tengo un viaje a México con una marca de juguetes. Llevamos más de dos meses preparando todo lo que se viene, aunque por ahora es una sorpresa y pronto contaré más detalles.

¿Cómo manejas las críticas o los malos comentarios?

Generalmente no recibo malos comentarios en mis redes sociales, y si los recibo a veces son de señoras que por estar en Rojo me dicen “anda a estudiar, anda al colegio. Qué hace una niña chica metida ahí, baila mal” y cosas así, pero la gente no sabe la realidad de las cosas. Desconocen que amo bailar y que hago muchos sacrificios y que trabajo duro por cumplir con mis obligaciones y lograr mis sueños. Si recibo comentarios malos me río, porque pierden el tiempo.

¿Cómo lo haces para compatibilizar el tiempo entre el colegio y las demás actividades?

Yo soy de Puchuncaví y sigo yendo al colegio de forma normal. Sigo estudiando donde vivo y dudo que cambie porque me gusta mi colegio y tengo buenas notas. Cuando tengo que ir al canal o debo hacer algo importante durante la semana y tengo que estudiar, me llevo mis cuadernos en el auto y estudio, trato de estudiar lo máximo posible. Mis papás han sido un factor clave en todo esto. Mi papá me lleva a todos lados y mi mamá organiza todo, ella ve que vaya vestida bien, que no tenga cara de tuto, que duerma bien, pone el orden. Todo resulta bien gracias a ellos.

¿Qué recomiendas para tener una cuenta atractiva y con muchos seguidores?

Primero: tienes que ser tú misma y mostrar lo que eres, tampoco te dejes llevar por los estereotipos. Sé tú misma. Si quieres subir una foto en el espejo, hazlo. Si quieres subir una foto sacando la lengua, sácate una foto sacando la lengua. Lo segundo: ser constante porque la gente quiere ver lo que haces. Sube fotos y videos. Y tercero: ser original. A veces las fotos distintas son las fotos más exitosas. No subir las típicas y comunes historias, y ahí es fundamental la creatividad de cada uno.



PALOMA JIMÉNEZ @palomaphotography

NO BUSQUÉ TRABAJAR EN ESTO, PERO SIN DARME CUENTA ME TRANSFORMÉ EN UNA INFLUENCER”

Paloma Jiménez (31) es usuaria de Instagram desde los inicios de la aplicación, por lo que su cuenta se fue trabajando “de forma orgánica”, como ella misma la define, mucho antes de que surgiera el concepto de las influencers. En un comienzo, @palomaphotography utilizaba la plataforma para mostrar sus trabajos como fotógrafa, porque quería contar con un espacio para actualizar a diario sus trabajos, e Instagram le ofrecía esa inmediatez que buscaba.

En su época Paloma vivía en Canadá,allí comencé a notar que mientras a más modelos les sacaba fotos, mientras más viajaba, más gente me seguía. Entonces, me tomé el Instagram como mi trabajo”, reconoce.

A medida que el boom de las redes sociales aumentaba, Paloma comprendió que ella era su propia marca. No tenía el respaldo de ninguna empresa, era ella misma la que había creado una cuenta que despertaba el interés permanente por ver e interactuar con los contenidos que ella compartía.

Cuando tenía 80 mil seguidores, empezaron a aparecer personas que le pedían recomendar sus productos. “Yo les decía que primero los tenía que probar, porque para mí es fundamental que los productos que promuevo sean testeados por mí. Al principio aceptaba todo, pero después me empecé a dar cuenta de que hay cosas que no me gustan, y que no estaba dispuesta a promocionar. No busqué trabajar en esto, pero sin darme cuenta me transformé en una influencer”, explica la fotógrafa.

¿A los cuántos likes en tu Instagram te diste cuenta de que estaba pasando algo importante?

Lo que estoy haciendo es un desarrollo de lo que empecé, entonces no ha cambiado mucho desde un principio a ahora. Yo trabajo en una página web que se llama Suicide Girls, que tiene una plataforma muy grande. Entonces partí con una buena base de seguidores. Hubiera sido mucho más difícil sin ellos.


¿Por qué crees que la gente te sigue?

Hay personas que te siguen porque se sienten identificadas con lo que tú haces o piensas, o porque comparten tus mismos gustos. Mis seguidores son el 75 % hombres, entre 18 y 35 años, pero también me siguen hartas mujeres, que son las que más comentan mis publicaciones.

¿Cómo manejas la mala onda y los comentarios?

Mis seguidores son súper respetuosos, la mayoría me sigue desde hace muchos años. A mí no me gusta el drama, así es que no recibo mala onda en mi Instagram. Y si alguien lo hace, lo bloqueo y lo elimino.

¿Expones toda tu vida en Instagram o eres de las que mantiene en reserva lo más personal?

Lo que muestro es parte de mi vida, no es toda mi vida. Hay cosas personales que no muestro ni en Facebook ni en Instagram porque eso son, personales; pero lo que muestro no son vidas paralelas, sino que es parte de mi vida.


Si armáramos una receta ideal para conseguir una cuenta perfecta, ¿qué ingredientes tendría?

Hoy día se valora más la calidad que la cantidad. Para poder tener una buena calidad hay que ser de verdad, ser honesto, de una línea; mantener esa credibilidad de la gente. Los seguidores deben entender que tienes momentos buenos y malos, que te equivocas, que tienes atados. Lo más importante es la credibilidad y que tu contenido tenga peso y credibilidad para tus seguidores.

¿Un plus es poder recibir este tipo de canjes, de regalos?

Al principio me llegaban un montón de regalos. Yo les llamaba trueques, porque finalmente tenía que pagarlos con fotos, e invertir tiempo en editar y en publicarlos. No es llegar y sacar una foto y subirla.

¿Qué es lo mejor y lo peor de las redes sociales?

Lo mejor es poder estar conectados en todas partes del mundo. Mantener una red de contactos súper amplia, no hay límites en las redes sociales.

Lo malo es que si no tienes una personalidad fuerte, podría afectarte mucho lo que opina el resto. Si te tomas las cosas muy a pecho te pueden destrozar emocionalmente. Yo no me complico con eso. Si no pregunto tu opinión, es porque no me interesa. Si llega alguien a criticar mi trabajo o mi apariencia, no me va ni me viene. Me resbala.



CATALINA AHUMADA @ttaezuki

Tengo un estilo diferente y marco una tendencia distinta”

Baila K-POP desde el 2012, forma parte de un grupo de baile cover llamado “HIGH CLASS”, ganador de numerosas competencias dentro de este ámbito, entre ellas, una televisiva en el matinal Bienvenidos, a partir de la cual ganó más seguidores.

Catalina tiene más de 44 mil seguidores en Instagram, siendo reconocida dentro de este “mundillo” por su belleza, que rescata lo “tomboy” (mujeres que utilizan un estilo más masculino) con una combinación de belleza femenina enfocada en el maquillaje sutil. Pero Catalina busca ir más allá y no quiere limitarse a estar solo ligada a la cultura coreana, quiere experimentar en la belleza, la estética y ¿por qué no?, dentro del mundo del modelaje.

¿Te sientes una influencer?

De la comunidad a la que yo pertenezco, sí.

Define a tu público en cuanto a edad y tendencia.

Mi público es principalmente mujeres del mundo KPOP, entre los 15 y 25 años.

Cuéntame ¿qué te atrajo de este estilo de música?

Mi gusto por el KPOP empezó hace varios años. Con los años me di cuenta de que la parte del baile era muy importante dentro de la cultura coreana. Me empecé a meter en esa área y ahora bailo K-POP, pertenezco a un grupo que le hace tributo a BTS.

¿Te gustaría tener la tribuna que han tenido las demás influencers?

¡Me encantaría! De hecho, a partir de esta entrevista me quedo encantada con todo lo que fue la producción y el cómo se prepara todo. Me gustaría mucho pertenecer a una agencia.

¿Cómo ha sido tan importante tu carrera en redes sociales si has estado sola impulsando todo esto?

Todo fue muy instantáneo. De un día para otro subieron los seguidores, la gente empezó a hacerse fan, empezó a buscarme por el K-POP. Y luego de participar y ganar el concurso de Bienvenidos, aumentamos muchísimo los seguidores.

¿Te contactan marcas para promover productos?

Sí, he tenido. Partí con Puma y con nuestro grupo hicimos el lanzamiento de unas zapatillas, porque BTS había lanzado también sus modelos. Como nosotras éramos el tributo oficial, lo lanzamos en Chile. También he trabajado con marcas de skincare coreanas y con ventas de marcas de ropa, todo relacionado al K-POP, de esa área no he salido mucho.


Y a futuro, ¿te sigues viendo en esto?

Sí, me encanta mucho el estilo que yo marco. Soy una influencer distinta, no luzco como la mayoría de la gente. Tengo un estilo diferente y marco una tendencia distinta. Me gusta que la gente pueda abrir los ojos y darse cuenta de que hay más estilos y eso es bien visto.

¿Hay una vida tuya que es distinta a la que muestras en Instagram?

Lo que subo es lo que soy. Puedo subir cosas muy íntimas o cosas chistosas, pero lo que subo es lo que yo soy. Yo manejo mis redes sociales.

¿Qué crees que hace que la gente te siga?

Principalmente, la estética: cómo luce mi pelo, mi maquillaje, mi forma de vestir; creo que eso llama harto la atención en la gente.


MARÍA JOSÉ SOBARZO @josesobarzo

EN EL ÁMBITO EN QUE ME MUEVO, ES MUY DIFÍCIL NO INFLUENCIAR EN LAS PERSONAS”

María José Sobarzo comenzó a hacerse conocida en Instagram mientras vivía en España. Lo suyo es el makeup y nail art, ganando popularidad en el país europeo donde fue invitada a varios eventos que le permitieron hacer crecer su comunidad virtual.

Al llegar a Chile, las marcas comenzaron a reconocerla como la única chilena que entregaba tips de maquillaje. Incluso fue invitada a Los Angeles para vivir experiencias con otras chicas.

Tiene una relación muy cercana con sus “churris” (sus seguidoras) y les entrega datos de belleza, cuidado de la piel y outfits para cada ocasión. Actualmente, es la dueña de @beautygangcl un estudio de maquillaje y uñas, y está colaborando con Ripley como consejera de belleza.

¿Te sientes influencer?

Sí. En el ámbito en que me muevo, es muy difícil no influenciar en las personas. Ya al decir que en otoño se va a llevar tal cosa” o mostrando ciertos outfit, de algún modo estás diciendo o sugiriendo qué llevar.

¿En qué minuto pasaste de tener una cuenta personal a una con miles de seguidores?

Tenía mi Instagram hace como cinco años, solo porque todos tenían uno, una cuenta que era muy personal. Antes del 2015 trabajaba maquillando para editoriales y luego decidí irme a España, donde viví dos años en Madrid. No sé porque se dio que me empezaron a contactar algunas chicas con “podríamos juntarnos, hacer algo” y me parecía rarísimo. Eran chicas que se dedicaban a esto de las redes (que ya estaba muy desarrollado allá), y me decían “lo haces tan bien, por qué no subes cosas” y yo no quería depender de eso. Eran chicas que seguían mi cuenta @beautygangc, como vieron que estaba en España nos juntamos y me di cuenta del gran potencial que tenía.

¿Cuándo comenzaron a aparecer las marcas?

Cuando volví a Chile, a fines del 2016. Recibí el llamado de una marca de maquillaje que me dijo “Jose, eres la única chica que se dedica a subir tips de maquillaje y necesitamos llevarte a Los Angeles a un viaje donde van a ir personas de todo el mundo”. ¡Fue una gran noticia! Y desde entonces empecé a moverme más. Me abrí un canal de YouTube, y con una cámara chiquitita comencé a hacer tutoriales de maquillaje.


¿Quiénes son tus seguidores?

Mayoritariamente son mujeres entre los 17 a los 30 y tantos. Son muy cercanas a mi edad.

¿Cuál crees que es esa conexión especial que te hace tener una fidelidad con tus seguidoras?

Trato de ser lo más cercana y lo más sincera posible. Sé que hay mucha gente que sube algo porque una marca le paga más, pero ¿dónde está la credibilidad? Por ejemplo, yo trabajo con Esika. Cuando ellos me contactaron no conocía la marca y no había probado los productos; me querían ofrecer un contrato, pero primero les dije que me enviaran los productos y si me gustaban, le dábamos. Así lo hicimos y funcionó perfecto.

Para muchos, hoy Instagram es su trabajo, ¿qué te parece eso?

Es heavy, pero creo que fluyó porque esto te nace o no. Quizás va a tener una fecha de caducidad, así que disfrútalo mientras tanto. Yo estoy feliz con lo que he alcanzado: tengo mi estudio y es algo que disfruto y donde la paso bien, que me entretiene y que aprovecho muchísimo.

¿Qué es lo mejor y lo peor de estar expuesta en redes sociales?

Lo mejor es la visibilidad, sobre todo para mi trabajo. La capacidad que tienes de contactarte con gente de cualquier parte del mundo, compartir la cultura y eso ha sido increíble. Lo negativo es que todo el mundo cree que puede opinar en todo lo que quiera, te critican y piensan que vives como en una burbuja y yo me pregunto: ¿sabes realmente quién es la persona que está detrás del teléfono? Debes tener la madurez necesaria para tomar los comentarios como críticas constructivas. Las acepto y las agradezco, pero los comentarios que vienen desde el odio o desde la rabia no me afectan.

Me imagino que hay personas que prejuician los temas que tú muestras.

Siempre les digo a mis seguidoras que jamás cambien su cara o sus facciones. Pese a que para muchos el maquillaje y el nail art pueden ser temas más superficiales, yo les doy un sentido especial. Por ejemplo, en el último video que subí, que era sobre contour (o maquillaje de contorno), lo que destaco es definir los rasgos que a ti te gustan, que se conozcan a sí mismas y que logren ver todas esas cosas bonitas que tienen y resaltarlas. Eso fomento. De ningún modo voy a sugerir que se disfracen con maquillaje.


Por: @ahorapinto - @pialopezeccher - @tambarrales; Fotografía: @daniel_esquiveles; Maquillaje: @makeupwomanchile; Hairstayle: @hc.concept #sebastianinsiders @salones.dass; Vestidos: @ximenaolavarriadesigner; Joyas: @aurusjoyeria; Dirección de arte: @luisynilo; Locación: @iconhotelchile

Más en Chica de portada

camila-recabarren-la-reina-rebelde-se-confiesa5c49b1edaefa9

Camila Recabarren: La reina rebelde se confiesa

dulia-ojeda-la-mujer-que-decidio-vivir-de-arte-para-no-envejecer5baa989273c0e

Dulia Ojeda, La mujer que decidió vivir de arte para no envejecer

sin-miedos-el-off-the-record-de-milena-benedetto5b3e277f2cc8b

Sin Miedos: El Off the Record de Milena Benedetto

imperio-serantoni-la-receta-del-1521124843

Cecilia Serantoni: La receta del éxito de la mujer que se transformó en marca