Maca Torres: Los acordes de una fiera
Entrevistas / Septiembre del 2018

maca-torres-los-acordes-de-una-fiera5baa426e4db11

Actuó en una teleserie, compuso una canción infantil con más de 70 millones de reproducciones en YouTube, fue invitada a cantar con Mon Laferte, y obtuvo el primer lugar latino en un concurso internacional de composiciones con más de 16.000 canciones participantes. Estas son solo algunas de las credenciales de esta joven serenense que un día tomó su guitarra y se fue a Santiago dispuesta a conquistar corazones con su música; ella es Maca.


A principios del 2018 le descubrieron un quiste en las cuerdas vocales tras consultar por algunos problemas que estaba notando en su voz. ¿Puede haber algo peor para un cantante?, quizás no, pero justo en momentos en que iniciaba su noveno año de carrera, la personalidad perseverante que la ha hecho conocer el éxito afloró una vez más y logró salir adelante.


Y es que esta serenense de 27 años sabe de perseverar y de decir “yo puedo con esto”, y quizás sea ese el motivo que la ha llevado a romper con todos los pronósticos negativos que en general se le entregan a quienes deciden dedicarse a la música.




10 AÑOS CANTANDO


En marzo cumplirá 10 años de carrera que han estado marcados por hitos televisivos: participó en el programa Chile, país de talentos; actuó y compuso el tema central de la serie Decibel 110 de Mega; y sus composiciones han sonado en bandas sonoras de teleseries nacionales. Pero Maca señala que “no ha sido fácil”.


Hablemos de la vida de artista, ¿es color de rosa o no tanto?

Ha tenido de todo, altos, bajos, momentos hermosos y otros difíciles, pero los hermosos hacen que todo lo demás valga la pena. Cada pasito, cada puerta golpeada, cada día de ir a dejar discos, cada casting, todo ha tenido sentido. Uno quisiera que las cosas fueran de cierta forma y no siempre es así, pero al final hay que confiar; cuando tienes una meta en la cabeza y sueñas con eso, el universo se encarga de ponerte en el camino correcto.




Partiste en un programa de talentos, en estos programas participan miles de personas y muy pocos destacan, ¿qué te hizo diferente a ti?

Fui al programa Chile, país de talentos cuando tenía 17 años. Me fue bien, pasé al programa siguiente y hasta ahí llegué. Fueron solo dos apariciones, no sé si eso fue un antes y un después en mi carrera, pero me ayudó a entender un poco más cómo funciona la industria; al final lo importante es seguir en carrera. Yo armé mi banda, grabé mi música con recursos propios, gestioné mis shows, en el fondo aproveché la vitrina que me dio la TV, pero hay que seguir moviéndose.




Tu carrera tiene varios componentes, fuiste a México varias veces, estudiaste una carrera universitaria, has escrito para otros artistas como Vesta Lugg, ¿esto es para sustentar la carrera o fue más natural?

Son cosas que se han ido dando en el camino, estudiar una carrera siempre fue parte de mi proyecto personal, por suerte mis papás siempre me ayudaron. Los conocimientos y las redes que se generan estudiando son súper importantes para desenvolverse en el medio. Escribir para otros también se fue dando de manera natural, incluso escribo canciones infantiles. Y México fue una invitación a componer con autores de allá y me encantó la experiencia, trato de ir todo lo posible, mi último viaje fue el año pasado y estuve un poco más de un mes promocionando mi disco.


Compartiste escenario con bandas muy importantes como Tronic o Mon Laferte, ¿qué significa para ti?

Es muy bonito tocar con gente que uno admira, cuando chica escuchaba mucho a Tronic, y a Mon la vengo siguiendo hace tiempo, antes de que explotara su carrera. Para mí ella siempre fue una superestrella, es muy generosa y muy cariñosa, me apoyó muchísimo. Es muy lindo que te echen una mano, que te den un espacio.




Has dicho públicamente que tu disco “Malas lenguas” (2017) es el encuentro con tu identidad, ¿cuál es esa identidad en realidad?

Lo mío es pop latino, una mezcla de música blanca y negra. Mi identidad la defino como femenina, empoderada, con actitud y muy honesta. Hay algunas canciones que invitan a no tomarse las cosas tan en serio como “Fiera”, y otras son más directas respecto a mi forma de pensar como “Creo en mí”, que es mi manifiesto.


En algún momento decidiste dejar La Serena e irte a Santiago, ¿cómo fue ese proceso, el de llegar a la gran ciudad y tratar de penetrar el mercado musical?

Me fui a los 17 años a Santiago y no me costó tanto, estaba mi abuela en Santiago, mi hermano también se había ido. Y entrar al mercado se va dando de a poquito, uno empieza participando en actividades musicales, conociendo gente, haciendo amigos, buscando oportunidades.




¿SE PUEDE SER PROFETA EN TU PROPIA TIERRA?


Maca señala orgullosa en cada entrevista que es serenense, tiene un fuerte vínculo con esta ciudad, y trata de viajar al menos unas cinco veces por año, ya sea para fechas importantes como Navidad, o simplemente para “escapar” a la playa o al valle. Sin embargo, le queda pendiente, por ejemplo, el ser invitada al Festival de La Serena, escenario al que ha subido como invitada de Denise Rosenthal, pero no por la organización del certamen.


Te invitaron a la Pampilla de Coquimbo, pero no al Festival de La Serena… ¿Es una asignatura pendiente?

Todo se va dando a su tiempo, obvio que me gustaría cantar en el festival de mi ciudad, pero si aún no se ha dado es porque cuando sea, va a ser en grande. La Pampilla fue increíble, nos trataron muy bien, fue inolvidable, ojalá se pueda repetir.


Te siento un poco golpeadora de mesa, como rebelde, ¿no te parece cómodo el molde la chica baladista tierna? ¿Eres así o es más bien una estrategia de diferenciación?

En realidad, yo soy lo que soy, eso es lo que muestro en mis redes sociales, en mis shows, en mis letras. Si supiera más de estrategias comerciales quizás sería diferente, no sé si la forma en que me muestro vende o no, pero siempre he tratado de ser muy trasparente. Y no me siento rebelde o agresiva, tampoco tierna y callada, creo que hay matices y yo estoy en el medio, soy espontánea y expresiva. Nunca he decidido hacer música más comercial, si así fuera quizás cantaría reggaetón.




¿Prefieres el reconocimiento artístico de tus pares o el masivo del público?

Con mi música no busco un reconocimiento de parte de nadie, nunca escribo una canción pensando en quién la va a comprar. Trato de mostrar canciones que me identifican y me hagan feliz. Mi objetivo no es la fama, sino disfrutar la música y ojalá algún día tocar los corazones de la gente, y si eso me genera reconocimiento, bacán.


El pop está muy relacionado con lo visual, con cómo te ves. ¿Consideras necesario para un artista preocuparse del look? ¿Has tenido que hacer cambios en ti?

Mis cambios como el color de pelo o vestirme más o menos sexy tienen que ver más con mi actitud en el momento que con algo planificado. Cuando te pones algo a la fuerza se nota mucho la incomodidad, aunque sea el mejor look de la vida.

Cuando trabajé en la teleserie Decibel 110 decidí bajar cinco kilos, porque eso es más o menos lo que engorda la tele, pero nadie me lo pidió, y cuando me vi así me di cuenta de que me gustaba mucho más a mí misma pesando un poco menos.


Un hito importante fue talonear a Miley Cyrus, cuentas de eso…

¡Tremenda experiencia! Tuve la suerte de encontrarme con un equipo muy profesional y cariñoso, entonces al momento de tocar me sentí muy cómoda y segura, me dediqué a disfrutar y la gente nos recibió súper bien. Yo estaba asustada al principio, pero fue muy positivo, además Miley siempre fue una de mis artistas favoritas, cuando chica la amaba, así que fue un honor abrir su concierto.




LA MEJOR CANCIÓN LATINA


Corría mayo del 2017 y, estando en México, Maca recibió un mail que decía: “Felicitaciones (…) la canción Malas Lenguas ha ganado el primer lugar en la categoría de música latina para el concurso internacional de composiciones 2016 (ISC). Con más de 16.000 entradas de 137 países”; de esta forma se enteraba que su canción había recibido este importante premio internacional.


¿Qué cambió en ti o en tu carrera después de ganar la Songwriting Competition?

Me llegó un mail informándome y siento que es un pasito más en mi carrera que me dio el coraje para comenzar a enseñar composición de canciones. Siempre me gustó la idea, pero creo que el concurso me validó y me atreví y hoy tengo siete alumnos componiendo maravillosas canciones que me hacen sentir muy orgullosa.




Una “queja” común entre los artistas nacionales es la falta de espacios, de respeto con el artista o el tamaño del mercado, ¿se puede realmente vivir de la música en Chile?

Tener éxito en la música es difícil, pero no es imposible, hay que ser perseverante, tener huevos, aguantar muchas cosas, mucho ninguneo, muchas pellejerías y, si logras crear tu “cuero de chancho” y hacer que esas cosas no te afecten, las cosas pueden salir bien, pero hay que ser muy centrados, pacientes y tener mucha fe.


Tu disco “Malas lenguas” ha dado harto que hablar, ¿viene el siguiente?

Estoy componiendo harto, no sé si tengo ganas de hacer un disco, es mucho esfuerzo y se invierten muchos recursos, además creo que el formato está quedando atrás; me gustaría lanzar canciones con más frecuencia, eso es lo que se está usando. Lo único que puedo adelantar es que hay material nuevo, casi listo que se va a lanzar en cualquier momento y se viene sabroso.




LAS CUERDAS VOCALES NO, ¡POR FAVOR!


Maca relata con orgullo que el último verano autogestionó una gira con la que recorrió siete ciudades en 16 fechas. “Malas lenguas tour” la llevó a presentarse incluso fuera de Chile, pero al final de la gira algo salió mal.


Háblame de “Malas lenguas tour”…

Fue muy entretenido, pasamos por siete ciudades, entre ellas La Serena, Valparaíso, Concepción, Puerto Varas, y Lima con cuatro shows. Toqué con distintas bandas y artistas, todo autosugestionado y con mucho esfuerzo, pero valió la pena.


Pero fue en esa gira que descubriste tu problema en las cuerdas vocales…

Sí, en la mitad de la gira empecé a tener algunos problemas de voz, como ronquera o dificultad para llegar a algunas notas, pero no quise cancelar ningún concierto y cuando terminé mi último show me fui a examinar y descubrieron que tenía un quiste, así que me tuve que operar. Estuve diez días sin hablar después de la operación, y llevo seis meses sin cantar, recién estoy empezando a retomar después de harta terapia y controles. Empecé a tomar clases de canto hace como un mes y de a poco estoy retomando mis actividades, pero no creo que pueda tocar en vivo hasta un tiempo más, me da un poco de miedo todavía, pero este proceso largo de silencio va a valer la pena, ha sido muy importante reflexionar y replantearme algunas cosas, así que todo lo que venga por delante va a ser mejor.




Por: Horacio Pinto


Estilismo: Felipe Fleite


Maquillaje y Peinado: @makeupwomanchile


Intervención ilustrada: Diego Candia


Dirección de arte: Luis Aguilera


Fotografía: Daniel Esquivel

Más en Entrevistas

matias-assler-un-principito-en-la-vida-real5bab82629b165

Matias Assler, Un principito en la vida real

rockstar-de-la-alimentacion-la-receta-de-francisca-para-comer-sin-culpas5bab99502bdfc

Rockstar de la alimentación: La receta de Francisca para comer sin culpas

gonzalo-yanez-un-fabricante-de-exitos5baba00c90cfc

Gonzalo Yáñez: Un fabricante de éxitos

andrei-hernan-un-cuento-de-hadas-con-dos-principes5baa48bf0e215

Andrei + Hernán: Un cuento de hadas con dos príncipes