Yo, Gera: La modelo que se trans-formó en historia
Entrevistas / Diciembre del 2019

yo-gera-la-modelo-que-se-trans-formo-en-historia5ded32c78cd47

Hija de una familia religiosa y ciudadana de un país conservador, la joven modelo chilena jamás pensó en ser reina, pero terminó coronándose como Miss Universo Gran Santiago y con ello hizo historia, pues fue la primera chilena trans en competir por la corona a la mujer más hermosa del planeta.


La espigada figura de Gera (26) se contornea en los pasillos del edificio en el que vive mientras está de paso por Santiago. Viste un top y minifalda negra, y de maquillaje solo lleva lápiz labial en un tono rosa que ilumina su rostro de hermosas facciones latinas, esas que tanto cautivaron a los jueces del certamen de belleza más importante del mundo.

Amable y de voz dulce, la joven coquimbana de nacimiento se sumerge en los recuerdos para narrar episodios de su infancia en el barrio El Llano, Coquimbo, donde jugaba con sus primos, amigos y hermanas. Pero hay un elemento en la historia que no calza con la imagen que hoy vemos de ella: esa infancia la vivió siendo niño.

Al crecer sentía que algo sucedía en su interior, pero no sabía qué, los juguetes que “debían gustarle” en realidad no le atraían, pero los juegos de niña sí llamaban su atención. “Tuve conflictos con compañeros de colegio, sufrí de bullying de parte de ellos, pero mis mayores problemas fueron con los profesores y autoridades, no me trataban bien, no había respeto”, señala al recordar los abusos de poder de parte de los adultos, razones que incluso la llevaron a cambiarse de colegio.

Gera reconoce que es parte de una generación que no estaba lo bastante educada. Asociaba transexualidad con comercio sexual, y no fue hasta cerca de los 20 años en que comprendió que todo lo que pensaba y sentía tenía una única respuesta: era una mujer transexual.


NACER DE NUEVO, A LOS 23.

¿Cómo fue ese proceso?

Llegué al tema de la identidad en un momento en que era muy andrógina, pero me miré al espejo y supe que no quería verme así el resto de mi vida. A los 23 años fui donde una endocrinóloga y comencé una terapia hormonal. Tenía miedo, pero al mes ya había notado el cambio, fue un despertar.

¿Tu familia te apoyó?

Sí, desde siempre, aunque mi papá es testigo de Jehová y para él es difícil entenderme, vivimos en la misma casa, pero no nos comunicamos. Sé que me quiere harto, aunque no existe el vínculo padre e hija. Tal vez no me afecta tanto como debería porque estoy rodeada de amor, de mi familia y amigos.

¿Hubo algún quiebre con tus amistades luego de tu cambio de género?

No, para nada. Mis amigos siempre han sido los mismos y estoy agradecida de tenerlos. Me relaciono con gente buena que me apoya. Aunque cuando me cambié el nombre a veces se equivocaban y reconozco que fui súper pesada con ellos (ríe).


Un paso importante es el cambio de nombre social, ¿cómo surge Gera Saint?

Gera es una abreviación de mi nombre anterior, no quise cambiarlo por respeto y cariño a mis papás; si ellos lo escogieron fue por una razón. Pero sí elegí mi segundo nombre, Saint. Suena muy artístico, pero no lo busqué, salió natural.

Y Gera se convirtió en modelo, ¿cómo fue eso?

No era mi sueño ser modelo, sino actriz. En 2015, un amigo diseñador me invitó a modelar por mi perfil andrógino y yo no sabía posar ni caminar, pero lo hice bien y me siguieron llamando de la producción. 


DON’T BE A DRAG, JUST BE A QUEEN

Gera reconoce que los concursos de belleza suelen verse como algo superficial, y a pesar de no ser particularmente defensora de estos certámenes, reconoce que su inscripción tuvo que ver con “generar cambios”, en este caso, en el más importante concurso de belleza que existe, el Miss Universo. Y a juzgar por el resultado, el objetivo de Gera se cumplió; no solo ganó la versión santiaguina del concurso, pues además hizo historia al ser una mujer trans coronada como la más bella.

¿Cómo llegaste al concurso?

Seguí la carrera por la corona de Miss Universo de la española Ángela Ponce. Ella sufrió fuertes críticas por ser trans, pero logró romper los cánones retrógrados y ahora es embajadora de la comunidad LGBT. Pensé: “Si ella puede, yo también”. Cuando llegué al casting en Chile no se dieron cuenta de que yo era trans hasta que me preguntaron por mi objetivo, y les conté que quería visibilizar una realidad poco conocida en Chile; quedaron impactados.

¿Por qué representaste a Santiago y no a Coquimbo?

Porque sabía que en Coquimbo no me iban a dar la misma tribuna que en Santiago. La cuarta región es un círculo cerrado y se mueve casi todo por contactos. En Santiago hay más libertad de expresión y tengo el apoyo de patrocinadores, allá estaría sola y el concurso no tiene nivel de desarrollo.


¿Te ves como activista LGBT?

Sí, quiero hacer cambios, más que encasillarme con una etiqueta. Estamos avanzando para ser libres en todos los aspectos. Me siento activista por los derechos de las personas trans que por años han sido marginados.

La sociedad avanza, pero el término “trans” aún es muy desconocido y se le liga al de “travesti”, ¿qué te pasa con esa palabra?

Tiene un alto nivel de prejuicio, porque está asociada al comercio sexual, muchas no tienen otra opción. Dentro de la comunidad LGBT también existe discriminación, se ponen en primer lugar los problemas de personas gais y al final las trans y travestis. Para mí es más importante el cambio de nombre y la salud digna que casarme y adoptar; lo que también es válido, es un derecho básico, pero imagínate cómo es para una persona trans vivir sin trabajo, sin poder estudiar por no poder cambiar su nombre o no tener un buen sistema de salud.

¿Cómo es ser transexual en 2019?

Es más libre. Las nuevas generaciones crecen viendo una realidad que por años estuvo escondida y mal vista. Tenemos más información y aunque aún existe discriminación, hay más cosas positivas que negativas sucediendo. La sociedad se está abriendo a la diversidad.

Con todo tu proceso de transición, ¿has podido darte tiempo para el amor?, ¿se puede?

Nada conflictivo, para mí ser trans es natural, no veo el tabú. Sé que hay personas que tienen otras formas de pensar porque no han sido educados para tratar a alguien así, ni para llevar una relación o para afrontar lo que puedan estar sintiendo. Ahora estoy soltera y bien, tengo claro lo que quiero.


VIVIR EN PAZ

Desde octubre de 2019, Chile vive un momento histórico. Millones de personas se han manifestado en las calles exigiendo mejor calidad de vida y terminar con la desigualdad. Gera no es ajena a lo que sucede: “Me gusta este despertar social, la gente está más unida. Podemos tener diferentes problemáticas, pero todos apoyamos la misma causa: queremos un cambio que nos favorezca y no un país que nos condene por existir”.

Tras participar en el concurso, no tardaron los titulares, las invitaciones de diferentes medios de comunicación y con ello un aumento en sus seguidores en redes sociales, quienes la ven como un referente.

¿La gente te pide consejos?

Sí, me hablan personas que aún no deciden iniciar su transición o que están en ese proceso. Yo estoy abierta a contar mi experiencia y darles mi apoyo. Siempre he sido buena para escuchar y empatizar, sé que tengo una tribuna importante y si la puedo ocupar para ayudar a las personas, me doy por pagada en la vida.

¿Sientes cierta responsabilidad?

Soy muy sensible, siento lo que pasa con las personas. Cuando niña me afectaba ser así, a los siete años se me acercaba gente adulta para hablarme de sus problemas; creo que tengo un don y ahora lo valoro. Me gusta que la gente se sienta bien consigo misma, independiente de cómo sean, por ese lado va mi responsabilidad.

¿En qué estás ahora?

Sin trabajo (ríe). Pero estoy contenta, he encontrado las respuestas a todas esas preguntas que me hice cuando niña. A veces soy un poco dura conmigo porque quiero hacer muchas cosas, como estudiar teatro, pero ya tengo 26. Y luego me doy cuenta de que solo llevo tres años viviendo como Gera, y que he logrado metas importantes. Quiero evitar la ansiedad de hacer todo rápido; voy a retomar mis sueños, pero también sanar temas del pasado y fluir.


Por: @palirosada

Dirección: @luisynilo

Ph: @danielesquiveles

MUA & Hairstyle: @antozuaznabar.cl

Más en Entrevistas

violeta-boyd-la-joven-chilena-que-conquistara-el-mundo-tecleando-fuerte5e7df1f58285b

Violeta Boyd: La joven chilena que conquistará el mundo “tecleando” fuerte

abran-paso-que-aqui-viene-tati-y-su-primer-millon-de-fans5e7df46805e48

Abran paso, que aquí viene Tati: La niña que bailó frente a una cámara y se convirtió en la princesa de las redes sociales

coni-lewin-y-coni-luer-las-herederas-de-la-nostalgica-playlist-llamada-supernova5e7df56d23895

Coni Lewin y Coni Lüer: Las herederas de la nostálgica playlist llamada “Supernova”

el-sexy-y-goleador-mark-quiero-llegar-a-los-50-como-brad-pitt5e7df6e1b64f1

Fuera de la cancha: El tercer tiempo de Mark González